anterior autor siguiente

        MARCHA FÚNEBRE

Como un dios murió al tocar polvo
Sin que negado hubiera nada de lo humano,
Falaz palabra, olvido, tumulto de la gloria.
Inmolar supo, vivir como todo un hombre
La afrenta, soberbia o asco de sí mismo,
El infierno en la larga noche guerrera
Que es el ser, ocio de una destrucción invencible,
Incendio de la sola presencia que hurtamos a la pena.
Mano violenta o apenas ojo contra el otro, astro
En toda carne, inventó el fasto, los reinos,
La consistencia de los mundos,
Espesor de mil soles, tábano atroz
Que en la nada despiertos mantiene a los mortales.
La luz le partió el pecho, respiró todo
El fuego del imperio, fue su Obra única
En ese aire que se acababa de su vida
La inhospitalidad del cielo.

autógrafo

Jorge Gaitán Durán


subir volver Amantes (1959)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio