anterior autor siguiente

        VALLE DE CÚCUTA

Toco con mis labios el frutero del día,
Pongo con las manos un halcón en el cielo.
Con los ojos levanto un incendio en el cerro.
La querencia del sol me devuelve la vida
La verdad es el valle. El azul es azul.
El árbol colorado es la tierra caliente.
Ninguna cosa tiene simulacro ni duda.

Aquí aprendí a vivir con el vuelo y el río.

autógrafo

Jorge Gaitán Durán


subir volver Si mañana despierto (1961)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio