anterior autor siguiente

    SOBRE LAS DESPEDIDAS

La mano izquierda sostenía el tubo del teléfono,
la mano derecha se ocupaba vagamente del aire,
por la izquierda llegaban golpes de adiós, golpes de olvido,
por la derecha descendía toda la luz sucia de polvo,
la mano izquierda sostenía el tubo del teléfono,
la mano derecha me miraba fijamente el pescuezo.

autógrafo
Juan Gelman


subir volver Velorio del solo (1961)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio