anterior autor siguiente

    DEJA CAER

El poema, en estado
de fragilidad o de furia, deja
caer su sombra sobre el mundo y lo desplaza
a pájaros errante, ojos
abiertos en la sangre, cóleras
del aire, espantos
del amor. Así la tarde
dora su vuelo hacia la nada. El poema
dejó de hablar cuando nació.
Balbucea en la calle
como un idiota ciego.

autógrafo
Juan Gelman


subir volver Valer la pena (2002)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio