anterior autor siguiente

        EL INDIFERENTE

Ahora seremos felices,
cuando nada hay que esperar.
Que caigan las hojas secas,
que nazcan las flores blancas,
¡qué más da!
Que brille el sol o que arpegie
la lluvia sobre el cristal,
que todo sea mentira
o sea todo verdad;
que reine sobre la tierra
la primavera inmortal
o que decline la vida,
¡qué más da!
Que haya músicas errantes,
¡qué más da!
Para qué queremos músicas
si no hay nada que cantar.

autógrafo

José Hierro


subir volver Alegría   (1947)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio