anterior autor siguiente

        CANTO DEL COSACO

      (IMITACIÓN DE BERANGER)

    Ven, amigo del libre Cosaco;
No más tiempo tu gloria dilate:
Pronto al robo, arrojado al combate.
Alas presta a la muerte fatal.
    Yo en cu espalda sentado, a los pueblos
Mostraré su semblante espantoso:
«Fiel caballo, relincha orgulloso,
Que vas pueblos y reyes a hollar».


    Pobre fuiste, y es pobre tu dueño:
En tu freno y tu rústica silla
Con adornos el oro no brilla,
Mas tesoros sabremos ganar.
    Un palacio será mi guarida,
La Academia tu establo espacioso:
«Fiel caballo, relincha orgulloso,
Que vas pueblos y reyes a hollar».


    En oscuros helados desiertos
Otro tiempo tranquilo moraba,
Y en feliz ignorancia pensaba
Que era el mundo a mis campos igual.
    Mas la guerra mostrome otros climas,
Donde el sol reina siempre glorioso.
«Fiel caballo, relincha orgulloso,
Que vas pueblos y reyes a hollar».


    Sacerdotes, monarcas y nobles
Por el pueblo amagados temblaban:
«Nuestros amos seréis»; nos gritaban,
«Y ayudadnos el pueblo a domar» .
    Yo mi lanza empuñé, y humillaron
La cruz santa y el cetro fastuoso.
«Fiel caballo, relincha orgulloso,
Que vas pueblos y reyes a hollar».


    Y marché, y en el Sena lavaste
Por dos veces tu cuerpo sangriento,
Mas del déspota ruso el acento
A mis hielos mandome tornar.
    ¡Adiós, campos de luz y riqueza!
Suspirar y partir fue forzoso.
«Fiel caballo, relincha orgulloso,
Que vas pueblos y reyes a hollar».


    A esos climas volver es mi anhelo,
Y gozar de sus frutos opimos:
Si vencer a sus pueblos supimos,
Los haremos al yugo doblar.
    Los baluartes de Europa cayeron
Al morir Napoleón generoso.
«Fiel caballo, relincha orgulloso,
Que vas pueblos y reyes a hollar».


    Un fantasma sus ojos ardientes
En mis tiendas anoche fijaba,
Y a occidente con su hacha mostraba,
Exclamando: «¡Ya torno a reinar!»
    Aquel era el espectro de Atila;
Yo obedezco a su acento imperioso:
«Fiel caballo, relincha orgulloso,
Que vas pueblos y reyes a hollar».


    El saber que a la Europa envanece,
Y esas artes de frivolo adorno,
Se hundirán en el polvo que en torno
Van tus rápidos pies a elevar.
    ¡Usos, leyes y ciencias y cultos
Aniquile tu vuelo impetuoso!...
«Fiel caballo, relincha orgulloso,
Que vas pueblos y reyes a hollar».

autógrafo

José María Heredia


subir volver Poesías líricas de Don José María de Heredia (1893)   siguiente anterior
Imitaciones y traducciones
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio