anterior autor siguiente

        EL PINO Y EL GRANADO

        (DE AURELIO BERTOLA)

—«Te fue grata la suerte
Al dignarse ponerte
Bajo la sombra mía».
Así altivo decía
Un elevado pino
A un humilde granado, su vecino.

—«Por más que brame el huracán horrendo,
No tienes que temer; yo te defiendo».
—«Cierto es, —dijo el arbusto—; me proteges
Cuando tal vez el huracán se irrita;
Pero siempre tu sombra el sol me quita».

Así, tal vez, un protector sublime,
Bajo apariencia de favor oprime.

autógrafo

José María Heredia


subir volver Poesías líricas de Don José María de Heredia (1893)   siguiente anterior
Imitaciones y traducciones
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio