anterior autor siguiente

  EN LA REPRESENTACIÓN DE «ÓSCAR»

De un amor delincuente devorado
El infeliz Óscar se agita y gime.
¡Ay! sus combates y dolor sublime
¿Quién podrá contemplar con pecho helado?
Vedle temblar y reprimirse al lado
De Malvina, y volar a los desiertos
A ocultar su vergüenza y sus furores.
Le es insufrible de Morven la estancia,
Do ve a Malvina y dobla su tormento:
«¿A qué apurar con importuno acento
Su ya débil y lánguida constancia?»
¡Oh! dejadle morir: ¡la tumba sola
Puede apagar la inextinguible hoguera
De tan funesto amor!... Ya no resiste,
Y enfurecido y ciego
Su espantosa pasión revela el triste.

Y Dermidio, su amigo... ¡su asesino!
Lleva a sus labios áridos la copa
De pérfido placer; mas al instante
Se la arrebata... Su alma delirante
Por el mortal veneno
De amor celoso gime contrastada:
Provoca, lidia, y la fatal espada
Del amigo infeliz clava en el seno.

Víctima infausta del feroz delirio
Vagar le miro luego
Por la fúnebre selva. Todo calla:
Le cercan los sepulcros silenciosos:
«¡Salvadme!» grita, «y oponed piadosos
Entre el crimen y Óscar una muralla...»
¡Vano anhelar!... Las manos homicidas
Tiene empapadas del amigo en sangre,
Y le sigue do quier su sombra yerta:
Para colmo de horror cobra el sentido;
Ve su crimen atroz, y confundido
Se hunde en la tumba que le aguarda abierta.

¡Óscar! ¡Mísero Óscar! ¡Ah! yo no ignoro
Lo que es una pasión desesperada,
Y en torno miro de la frente amada
Los tristes rayos del poder y el oro.
¡Oh! ¡cuánto es duro en la abrasada frente
Fingir serenidad, ahogar el llanto,
Y en lucha eterna y en dolor eterno
Agitarse y gemir!... ¡Ay! fatigada
Advierto mi razón, y bien conozco
Que turbándose va. —Mísero Taso,
¡Seré tal vez tu igual en desventura,
Pero en gloria jamás!... ¡Ay! mi locura
Me arrastra... ¿Dó fue Óscar?...

                                Garay, mi amigo,
Sublime actor, Melpómene severa
Te presta su puñal: con mano fiera
Víbralo tú, y en poderoso encanto
Al pueblo estremecido que te admira
Con tu talento irresistible inspira
Terror profundo, compasión y llanto.

(1826)

autógrafo

José María Heredia


subir volver Poesías líricas de Don José María de Heredia (1893)   siguiente anterior
Poesías varias
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio