anterior autor siguiente

        NAPOLEÓN

Sin rey ni leyes, Francia desolada
De anárquico furor cayó en la hoguera:
Salvola Bonaparte: lisonjera
La gloria en cetro convirtió su espada.

Tembló a su voz Europa consternada;
Reyes la dispensó con faz severa;
En Moscow, en Madrid su águila fiera
En Roma y Viena y en Berlín vio alzada.

¿Cómo cayó?... Vencido, abandonado,
En un peñasco silencioso expira
Dando ejemplo a los déspotas terrible.

Al contemplar su fin desventurado,
Clama la historia, que su genio admira:
¡No hay opresión por fuerte irresistible!

autógrafo

José María Heredia


subir volver Poesías líricas de Don José María de Heredia (1893)   siguiente anterior
Poesías varias
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio