anterior autor siguiente


Nunca culpable
el que origina el cántico.
La superficie, el ras, el viento,
el giro y la partícula,
pura presencia al fin la ola que canta.
Sola fatalidad: el ser consciente.

autógrafo

Jesús Hilario Tundidor


subir volver Construcción de la rosa (1990)   siguiente anterior
enlace Rubén Darío - Dichoso el árbol que es apenas sensitivo
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio