anterior autor siguiente

    LUNA FINA

¡Ay luna nueva, fresquita
como una hilacha del día,
que en el cielo azul y claro
la tarde dejó perdida!

¡Ay luna recién llegada,
que en el fondo del aljibe
pareces una pestaña
Caída en el agua triste!

Voy a pedirte una gracia...
(Dicen que es bueno pedirla
cuando la luna es así,
delgada y recién nacida).

Ampárame con tu embrujo
esta pálida sonrisa,
que después de tanto tiempo
vuelve a prestarme la dicha.

Haz que ella crezca contigo
y que me alumbre la cara,
como tú, cuando semejas
Una medalla dorada.

Luna fina de Setiembre,
sobre el mar y sobre el campo:
¡sé cordial a mi dulzura
como lo fuiste a mi llanto!

autógrafo
Juana de Ibarbourou


subir volver La rosa de los vientos (1930)   siguiente anterior
II. Claros caminos de América
Voz: Juana de Ibarbourou Voz: Juana de Ibarbourou

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio