anterior autor siguiente

        RETORNO

Tibia saeta del recuerdo vino
a hundírseme en el pecho, donde el sueño
retenía, en su pálido universo,
la subconsciencia de un gustado cielo.

Presencias arbitrarias se esfumaron
con sus paisajes de cambiantes nieblas
y el sueño mismo te rastreó en las huellas
del mundo real tan próximo y lejano.

Entre la ciega sombra, palpitante
como un latido vivo, fue tu imagen
la reconquista de mi propio pulso.

El arbitrario reino se deshizo
y retorné a mi ser por el camino
de tu llegada al dislocado mundo.

autógrafo
Juana de Ibarbourou


subir volver Dualismos de las Obras Completas   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio