anterior autor siguiente

      AUSENTE AZOR

Sin espejos la tarde, escaso el día
que apenas su cyclamen insinuaba
y la prímula en flor se balanceaba
entre follajes de neblina fría.

Y mi azor, ah mi azor de fina gualda,
ausente y sin mensajes en el viento,
como si fuera piedra el pensamiento
o se hubiera apagado mi esmeralda.

Muda interrogo al aire sin fulgores
y nada escucha rezo ni loores
para obtener la gracia de su arribo.

Me cercarán los monstruos del desvelo
y hasta el alba estaré oteando el cielo
para ver si sus gemas apercibo.

autógrafo
Juana de Ibarbourou


subir volver Azor. Obras completas (1953)   siguiente anterior
I. DIVINO AMOR
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio