anterior autor siguiente

      QUIERO UNA FLOR

Por fin el sol, el sol frente a mi cara,
ambigua cara de sonrisa y llanto.
¡El sol con la sortija del encanto
y la riqueza de su rosa clara!

Ayer buscaba el cáliz de la luna
para beber en su nocturno hechizo
el néctar de la flor del paraíso
y la miel que destila la fortuna.

Ando del alba hacia el ocaso, lenta,
sin miedo a este rescoldo de tormenta
que a los jazmines quema en las raíces.

Quiero una flor para mi trenza oscura,
mientras fleche la luz la tierra dura
y aún posea la pompa de mis lises.

autógrafo
Juana de Ibarbourou


subir volver Oro y Tormenta (1956)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio