anterior autor siguiente

  HASTÍO

Hastío —pajarraco
de mis horas—. ¡Hastío!
Te ofrendo mi futuro.

A trueque de los ocios
turbios que me regalas,
mi porvenir es tuyo.

No aguzaré las ramas
de mi intelecto, grave.
No forzaré mis músculos.

¡Como un dios, a la sombra
de mis actos —en germen,
sin realidad—, desnudo!

¡Como un dios —indolencia
comprensiva—, en la cumbre
rosada de mi orgullo!

¡Como un dios, solo y triste!
¡Como un dios, triste y solo!
¡Como un dios, solo y único!

autógrafo

Juan José Domenchina


subir volver La corporeidad de lo abstracto (1929)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio