anterior autor siguiente

  PERFECTO PARA LA MUERTE

Sí, perfecto; recreado
en perpetuas soledades.
¡Llanura!: cinco verdades,
las del estigmatizado,
llagas vivas, en tu fuero
de altiplanicie señero,
viven de mirar lo inerte,
de oír y oler lo indistinto,
gustando y palpando instinto.
Perfecto, para la muerte.

autógrafo

Juan José Domenchina


subir volver Margen (1933)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio