HILARIO ASCASUBI
          (1807-1875)

Alguna vez hubo una dicha. El hombre
aceptaba el amor y la batalla
con igual regocijo. La canalla
sentimental no había usurpado el nombre

del pueblo. En esa aurora, hoy ultrajada,
vivió Ascasubi y se batió, cantando
entre los gauchos de la patria cuando
los llamó una divisa a la patriada.

Fue muchos hombres. Fue el cantor y el coro;
por el río del tiempo fue Proteo.
Fue soldado en la azul Montevideo

y en California, buscador de oro.
Fue suya la alegría de una espada
en la mañana. Hoy somos noche y nada.

autógrafo

Jorge Luis Borges


subir  volver  La moneda de hierro (1976)   siguiente  anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Versión proporcionada por Dina Posada.