anterior autor siguiente

  DEDICATORIA

Hijo:

    Espantado de todo, me refugio en ti.

Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud, y en ti.

Si alguien te dice que estas páginas se parecen a otras páginas, diles que te amo demasiado para profanarte así. Tal como aquí te pinto, tal te han visto mis ojos. Con esos arreos de gala te me has aparecido. Cuando he cesado de verte en esa forma, he cesado de pintarte. Esos riachuelos tan pasado por mi corazón.

¡Lleguen al tuyo!

autógrafo

José Martí


subir volver Ismaelillo (1882)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio