anterior autor siguiente

              XI

Yo tengo un paje muy fiel
Que me cuida y que me gruñe,
Y al salir, me limpia y bruñe
Mi corona de laurel.

Yo tengo un paje ejemplar
Que no come, que no duerme,
Y que se acurruca a verme
Trabajar, y sollozar.

Salgo, y el vil se desliza,
Y en mi bolsillo aparece;
Vuelvo, y el terco me ofrece
Una taza de ceniza.

Si duermo, al rayar el día
Se sienta junto a mi cama:
Si escribo, sangre derrama
Mi paje en la escribanía.

Mi paje, hombre de respeto,
Al andar castañetea:
Hiela mi paje, y chispea:
Mi paje es un esqueleto.

autógrafo

José Martí


subir volver Versos sencillos (1891)   siguiente anterior
manuscrito Edición facsímil ejemplar 1ª edición firmado por José Martí (Digital Library of the Caribbean)
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio