anterior autor siguiente

              XXI

Ayer la vi en el salón
De los pintores, y ayer
Detrás de aquella mujer
Se me saltó el corazón.

Sentada en el suelo rudo
Está en el lienzo: dormido
Al pie, el esposo rendido
Al seno el niño desnudo.

Sobre unas briznas de paja
Se ven mendrugos mondados:
Le cuelga el manto a los lados,
Lo mismo que una mortaja.

No nace en el torvo suelo
Ni una viola, ni una espiga:
¡Muy lejos, la casa amiga,
Muy triste y oscuro el cielo!...

¡Esa es la hermosa mujer
Que me robó el corazón
En el soberbio salón
De los pintores de ayer!

autógrafo

José Martí


subir volver Versos sencillos (1891)   siguiente anterior
manuscrito Edición facsímil ejemplar 1ª edición firmado por José Martí (Digital Library of the Caribbean)
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio