anterior autor siguiente

  ODA XVIII
  DE MIS CANTARES

Las zagalas me dicen:
«¿Cómo, siendo tan niño,
tanto, Batilo, cantas
de amores y de vino?»

Yo voy a responderles;
mas luego de improviso
me vienen nuevos versos
de Baco y de Cupido,

porque las dos deidades,
sin poder resistirlo,
todo mi pecho, todo,
tienen ya poseído.

autógrafo
Juan Meléndez Valdés


subir volver Odas Anacreónticas   siguiente anterior
enlace Versión manuscrito
facsímil Autógrafo de Meléndez Valdés. Ms. 19.603 de la Biblioteca Nacional
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio