anterior autor siguiente

    A ANTONIO MACHADO

¡Amistad verdadera, claro espejo
en donde la ilusión se mira!
...Parecen esas nubes
más bellas, más tranquilas.
Siento esta tarde, Antonio,
tu corazón entre la brisa.

La tarde huele a gloria.
Apolo inflama fraternales liras,
en un ocaso musical de oro,
como de mariposas encendidas;
liras plenas y puras,
de cuerdas de ascuas liquidas,
que guirnaldas de rosas inmortales
decoraran, un día.

Antonio, ¿sientes esta tarde ardiente,
mi corazón entre la brisa?

autógrafo

Juan Ramón Jiménez


subir volver Laberinto / Devoción y consecuencia (1910-1914)   siguiente anterior
ruso Перевод С. Гончаренко
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio