anterior autor siguiente

    A LA POESÍA,
ÁRBOL JOVEN Y ETERNO,
CASTILLO DE BELLEZA

En el libro “Árbol añoso”,
de Narciso Alonso Cortés.

Sí; en tu cerca ruin, que desordena
ya abril con su pasión verdecedora,
al sol más libre ¡oh árbol preso!, dora
tu cúpula broncínea, blanda y plena.

Por ti es fuerte tu cárcel; por ti amena
su soledad inerme. Inmensa aurora
es tu sombra interior, fresca y sonora
en el yermo sin voz que te encadena.

Ave y viento, doble ala y armonía,
vendrán a tu prisión, sin otro anhelo
que el de la libertad y la hermosura...

Espera, ¡oh árbol solo! —¡oh alma mía!—,
seguro en ti e incorporado al cielo,
firme en la excelsitud de tu amargura.

Setiembre 1914

autógrafo
Juan Ramón Jiménez


subir volver Sonetos espirituales / Sonetos interiores (1914-1915)   siguiente anterior
Amistad XXI  
audio Voz: Juan Ramón Jiménez

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio