anterior autor siguiente


Para quererte, al destino
le he puesto mi corazón.
¡Ya no podrás libertarte
—¡ya no podré libertarme!—
de lo fatal de este amor!

No lo pienso, no lo sientes;
yo y tú somos ya tú y yo,
como el mar y como el cielo
cielo y mar, sin querer, son.

autógrafo

Juan Ramón Jiménez


subir volver Estío / Verano verde y oro (1915)   siguiente anterior
ruso Перевод Н. Горской
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio