anterior autor siguiente

      XXVIII

Te conocí, porque al mirar la huella
de tu pie en el sendero,
me dolió el corazón que me pisaste.

Corrí loco; busqué por todo el día,
como un perro sin amo.

...¡Te habías ido ya! Y tu pie pisaba
mi corazón, en un huir sin término,
cual si él fuera el camino
que te llevaba para siempre...

autógrafo

Juan Ramón Jiménez


subir volver Eternidades / Arenal de eternidades (1916-1917)   siguiente anterior
ruso Перевод А. Гелескула
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio