anterior autor siguiente

    LA ESTRELLA DEL PASTOR

¡Cállate, por Dios, que tú
no vas a saber decírmelo!
¡Deja que abran todos mis
sueños y todos mis lirios!

Mi corazón oye bien
la letra de tu cariño...
El agua lo va temblando
entre las flores del río;

lo va soñando la niebla,
lo están cantando los pinos
—y la luna rosa— y el
corazón de tu molino...

¡No apagues, por Dios, la llama
que arde dentro de mí mismo!
¡Cállate, por Dios, que tú
no vas a saber decírmelo!

autógrafo

Juan Ramón Jiménez


Titulado LA QUE LE HABLA A ÉL en Leyenda y LA QUE LE HABLA en Canción


subir volver Pastorales / Pastorales con Dios (1903-1905)   siguiente anterior
versión de Pastorales
versión versión de Canción
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio