anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

      ADÁN Y EVA XIV

Ah, tú, guardadora del mundo, dormida, preñada de la muerte, quieta. ¡Qué inútil es hablarte, hablarme!. Hombre solo soy, quedé. Quedé manco, podado, a mi mitad quedé.

Aquí me muero. Porque los ojos de la muerte me han visto y giran alrededor cazándome, llevándome. Aquí me callo. De aquí no me muevo.

autógrafo
Jaime Sabines


subir   poema aleatorio   Adán y Eva (1952)   siguiente / next   anterior / previous