anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

          FLORES Y ESPINAS

Niña de rostro galano,
De alba frente y labios rojos,
Que alegre, con aire ufano,
Llevas el alma en los ojos
Y el corazón en la mano;

   Flores en copioso don
El mundo que te imaginas
Ofrece a tu corazón;
Flores del mundo, que son
Flores con muchas espinas.

   Halaga a tus ojos verlas
Abrir el botón lozano
Que el alba cubre de perlas,
Pero ignoras que al cogerlas
Clavan la espina en la mano.

   La de más pompa y color,
La de más sabrosa miel,
La de más rico esplendor,
Esa suele ser la flor
Que hace herida más cruel.

   Tal vez a su encanto ceda
Tu corazón, porque ignora,
Sin que adivinarlo pueda,
Que al fin la flor se evapora,
Que la espina siempre queda.

   Si en ardiente afán te abrasa
Tu candorosa locura,
No sabe tu ciencia escasa
Que el encanto pronto pasa,
Que la herida no se cura.

   Hoy con risueño desdén
Oyes mis consejos mal,
Porque tus ojos no ven
Que es muy pasajero el bien,
Y que la herida es mortal.

   Hoy a tu impaciencia ufana
Ofrece el mundo su encanto
En flores de pompa vana;
Mas... ¡qué triste será el llanto,
Con que llorarás mañana!...

   Flores son de viva esencia;
¿A cuál tu antojo acomodas?
¿Cuál prefiere tu inocencia?
¡Vamos! tu loca impaciencia
Quisiera cogerlas todas.

   Entras alegre en la vida,
Y es vida del mundo esclava;
No sabes, niña querida,
Cómo el encanto se acaba,
Cómo se encona la herida.

   Niña de rostro galano,
Faz gentil y labios rojos,
Que inquieta con aire ufano
Llevas el alma en los ojos
Y el corazón en la mano;

   Rico en encantos traidores,
El mundo que te imaginas
Te ofrece pompa y colores,
Muchas flores... muchas flores...
Y muchísimas espinas.

autógrafo

José Selgas y Carrasco


subir   poema aleatorio   Flores y espinas   siguiente / next   anterior / previous