anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        CONSUELOS DEL MUNDO

                    I.

¡Fuego! ¡Fuego!... y nadie acude;
Mudas están las campanas.
¡Fuego!... y la gente se ríe.
¡Fuego!... y riéndose pasa.

   Mientras los ojos de Inés
Tan ardientes chispas lanzan,
Que a voces están diciendo:
«Este corazón se abrasa».

                    II.

¡Ladrones!... Y nadie acude.
¡Ladrones!... nadie se alarma;
Y bostezando en la esquina
Las diez el sereno canta.

   Mientras a la pobre Inés
Dentro de su misma casa,
Y en presencia de su madre,
Le han robado toda el alma.

                    III.

¡Socorro!... (gritan) ¡Socorro!
Con voces atribuladas,
Y las gentes que las oyen
Ni se admiran ni se paran.

   Y en tanto a la pobre Inés
Amargos celos la asaltan,
Y en su propio corazón
Le asesinan la esperanza.

                    IV.

Ayer mismo me contaron
Tu tristeza y tu desgracia;
Y por si buscas consuelo,
Oye estas cuatro palabras:

   Dice un libro muy antiguo,
titulado Dicha humana,
Que las tristezas se curan
Mirando correr el agua.

   Y pues tú tienes dos ojos
Y llanto en ellos no falta...
Ríete, Inés, de tus penas,
Mirando correr tus lágrimas.

autógrafo

José Selgas y Carrasco


subir   poema aleatorio   Flores y espinas   siguiente / next   anterior / previous