anterior autor siguiente


Escondido en los muros
este jardín me brinda
sus ramas y sus aguas
de secreta delicia.

Qué silencio. ¿Es así
el mundo?... Cruz al cielo
desfilando paisajes,
risueño hacia lo lejos.

Tierra indolente. En vano
resplandece el destino.
Junto a las aguas quietas
sueño y pienso que vivo.

Mas el tiempo ya tasa
el poder de esta hora;
madura su medida,
escapa entre sus rosas.

Y el aire fresco vuelve
con la noche cercana,
su tersura olvidando
las ramas y las aguas.

autógrafo

Luis Cernuda


subir volver Primeras poesías (1924-1927)   siguiente anterior
Voz: Luis Cernuda Voz: Luis Cernuda

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio