anterior    aleatorio / random   autor / author   inicio / home   siguiente / next

        SONETO VIII

El deseo a pedir viene que os vea.
No sabe lo que pide; está ofuscado.
Tanto mi amor, Señora, es afinado,
que no es dable saber lo que desea.

Cosa no hay por mínima que sea
que no quiera tener perenne estado;
al deseo no urge lo deseado,
para que nunca falle su tarea.

Mas, este puro afecto en mí no medra;
y como es ley para la ruda piedra
buscar su centro por naturaleza,

lo mismo el pensamiento por la humana
parte que de mí toma, se avillana
para incurrir, Señora, en tal flaqueza.

1595

autógrafo

Luís de Camões
Traducción de Carlos López Narváez


subir   poema aleatorio   Sonetos   siguiente / next   anterior / previous
Voz: LibriVox Voz: LibriVox
portugués versão original de Luís de Camões