anterior autor siguiente

    BELMONTE
    (Desculpe a maçã)

“Paso por un mercado cuyos puestos se extienden bajo unos sombrosos morales, y me detengo a preguntar a un hombre cómo se llaman aquellos árboles: mourangueiras, me responde.”

(Unamuno, Por tierras de Portugal y España. Agosto de 1908: Braga. [No le engañaron, no: el vendedor creyó que preguntaba por los fresones del mercadillo —aunque... tampoco—. El árbol se llama moreira, pero se ve que Unamuno se resistía a sacar moral alguna; este mismo juego de palabras le habría enfurecido.] )

En Belmonte de la Sierra,
una casita en chaflán
la envidia de las manzanas
se la hacía disculpar
sacando a media mañana
a la pública piedad
os dois irmãos aleijados
al sol de mayor solaz:
cuál babea en su babero
de una banda a otra, y cuál
te mira de arriba abajo
como con pavor de alzar
la vista a ver de vedores.
Sobre los dos, este dosel de altar:
Parejas de manzanas que se besan
opuestas por el vértice
y arreboladas de felicidad.

Los coches daban la vuelta
no pudiendo soportar
las moralidades lusas
cual pendiendo de un moral:
en vez de lustre en las ramas,
un morado barrizal
al pie del árbol de ejemplo.
¡Para eso, mejor campar
por esos campos, agreste,
y, desde el nacer, punzar,
como hace la zarzamora,
que aroma y punza
desde el zarzal!
A parábolas terribles,
desprecios de Portugal:
Desculpe a maçada =
desculpe a maçã.


[Belmonte na Serra da Estrela, 5 agosto 2004.]
autógrafo

Luis Cañizal de la Fuente


subir volver Luis Cañizal de la Fuente   siguiente anterior
Voz: Luis Cañizal Voz: Luis Cañizal

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio