anterior autor siguiente

        CINEMATOGRÁFICA

Todo verde, de un verde
que maltrata los ojos... Reverbera
y a lo lejos se pierde,
como una cicatriz, la carretera.

La inesperada sombra de un molino
que dice adiós... Vertiginosamente
se aleja el mar, un trozo del camino
y el precipicio que atraviesa un puente.

Y el tren a toda máquina. Marea
la borrosa visión, siempre truncada,
de un árbol, de una aldea,
de un poste, una cascada, otra cascada.

autógrafo

Luis Carlos López


subir volver De mi villorrio (1908)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio