anterior autor siguiente

        VISIÓN INESPERADA

Las señoritas miedosas pueden
retirarse, porque lo que sigue
es verdaderamente trágico


Fray Candil

Pasamos a unos metros de un islote
que sobresale con
la indolencia sensual del hotentote.
No hay una brizna de vegetación.

¿De quién será este lote
de piedra, esta senil aberración
de los siglos? En vano es el azote
del mar contra la flema del peñón.

Luce un faro que tiene
la burda forma de un erecto pene
fenomenal. Tal vez

medita en el amor este rapado
terruño acantilado,
¡solo en su candorosa desnudez!

autógrafo

Luis Carlos López


subir volver Posturas difíciles (1909)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio