anterior autor siguiente

        MISANTRÓPICA TARDE...

Misantrópica tarde campesina,
sin sol. En el crepúsculo barcino,
puesta como de canto
sobre un techo pajizo,
llora una luna de latón…

                            El río,
fonje y turbio, semeja
dormitar.

                          Y los árboles torcidos,
desnudos y nudosos,
seguramente sufren de artritismo.

Fosco silencio  aridez... Acaso
—torpe mancha movible— algún vampiro
da tumbos y se aleja
como un pasquín…

                              Y todo en el fastidio
del ambiente letal, sin una fresca
pincelada de luz, me dice a gritos
con hierático gesto
y elocuente mudez: —¡Pégate un tiro!

autógrafo

Luis Carlos López


subir volver Por el atajo (1920)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio