anterior autor siguiente

        MUERTE DE POETA JOVEN

(A Pablo Menassa)

...si la sal fuera desvaída ¿con qué
se sazonaría de nuevo?


Mar. c. 9 ver. 50

        LA SAL PERDIDA

        Pedro de Lorenzo

La sal perdida. No se saborean
ya bien la luz, el viento, la mañana.
Saben menos el trigo y la manzana,
las aves menos por el cielo orean.

Madre del mar y madre de la gracia
la sal perdida. Insípida la brisa.
Desazonada y neutra la sonrisa,
la esperanza inventando su falacia.

La sal perdida. Joven el lamento,
oscura la palabra rota al viento
y el labio mudo, la mirada huida.

La sangre en la insumisa cordillera,
la muerte silenciosa compañera.
Desabrido el amor. La sal perdida.

autógrafo

Leopoldo de Luis


subir volver Generación del 98 (2000)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio