anterior autor siguiente

        EL INFIERNO

No tengo más documentos de mí mismo
que este barro mal hecho y mal cocido
en el que nadie pondrá jamás su orgullo...
ni los hombres, ni Dios... ni yo tampoco.
No reniego.
Pero así, con esta estructura desconchada y torcida,
yo no acudo ni me presento ante la Luz.
Déjame volver a la pella,
al torno, al punzón,
al horno otra vez, invisible Alfarero.
¿Para qué hablar como un fatal castigo
de las terribles llamas del infierno
si todo va a ocurrir como un deseo
heroico y profundo del soplo y de la forma
que no se han encontrado todavía...
y su amoroso lecho nupcial está en el fuego?

autógrafo

León Felipe


subir volver El ciervo (1958)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio