anterior autor siguiente

      SONETO
  A LA MUERTE DE JOAQUÍN MURAT

Ese que yace en la sangrienta arena
espantoso cadáver destrozado
fue siervo obscuro intrépido sold[ado]
caudillo de las águilas del Sena.

Por él la gran Madrid de horrores [llena]
su celo y su valor vio castigado
cuando ministro de un feroz malvado
los nudos de amistad trocó en cadena.

Rey se llamó en Parténope, su intento
fue del Apóstol trastornar la silla
y alcanzar de los Césares victoria.

Vedle añadir al mundo un escarmiento,
ved como el cielo su soberbia humilla
y confunde en oprobio su memoria.



Leandro Fernández de Moratín


subir volver Autógrafo Leandro Fdez. Moratín Manuscrito 12.963-34 BNE   siguiente anterior
facsímil Manuscrito 12.963-34 de la Biblioteca Nacional
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio