anterior autor siguiente

        XVI

Cogerse la cintura,
detenerse en los bordes,
imitar un deseo mucho menos social,
la vida suele ser como este baile,
como el último tango de la noche.

Junto a la orquesta húmeda,
que toca de memoria
por la felicidad,
las parejas se agrupan y los espejos miran.

París en la pantalla,
una casa vacía,
dos cuerpos despoblados y rozándose.

El frío de la calle. La lentitud del mundo
y un cigarro al salir.

autógrafo

Luis García Montero


subir volver Diario cómplice (1987)   siguiente anterior
Libro II
inglés English translation by Alice McAdams
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio