anterior autor siguiente

        SONATINA

Nunca he sabido de dónde, 1
vino esa luz ni cómo se apagó. 2

Para danzar, el ritmo con el color se alía.
Para cantar, se funden, —línea del horizonte— 3
sangre fecunda, preñadas ondas, al denso o diáfano juego del prisma. 4
Para morir...

Nunca he sabido como esa luz se obnubiló.

De un día obscuro De un caligíneo vórtice frío.
¿No oyes cantar las voces jubilosas?
¿No adviertes irrumpir las risas infantiles?

De un día obscuro. De una noche mentida.

¿No oyes cantar, Baruch, aludes de silencio,
turbonadas de quieta mudez?
En los rugosos cantiles
rompe el océano resacas de vencida.
En mis oídos sordos
quiebran sus alas morenas gaviotas.
Danzarines frenéticos, mis deseos exultan,
sobre sí giran, en su propio redor se abaten.

De un instante copioso. De ínfimas horas rotas.
De un día obscuro. De un caligíneo vórtice ilusorio.

No oyes, Baruch, cantar el himno diáfano,
las cristalinas voces infantiles?
¿El irrumpir no adviertes —fresco— de la alegría?

De un día aciago. De una noche filante. 5

¿No oyes cantar, Baruch, aludes de silencio,
turbonadas de quieta mudez?

Y del silencio, en la Sima sombría
nace el Alba radiante.

Y en mis oídos —antenas—
mojan el ancla músicas remotas.
Danzarines frenéticos, mis deseos exultan,
sobre sí giran, en su propio redor se erigen.

Hacia un instante largo. Desde unas horas rotas.
De un día obscuro. Hacia otro vórtice ilusorio.

El sueño es grisoneta cinérea del crepúsculo
girando en torno al símbolo que el vate fabuló.
Para cantar, el ritmo con la pasión se funde.
Para danzar, el número con el valor se alía.
Danza y canción lo efímero con sus redes aduna.

Nunca he sabido de dónde, de dónde
Nadie ha sabido cómo esa luz se obnubiló
vino esa luz que así se obnubiló.

19 II 1934



León de Greiff


Versión:

1 Nadie ha sabido de dónde,
2 surgió esa luz ni cómo se apagó.
3 Para cantar, se juntan, —línea del horizonte—
4 Preñadas ondas, agro fecundo, al denso o diáfano juego del prisma.
5 De un día aciago. De una noche engañosa.


subir volver Fárrago. Quinto mamotreto (1954)   siguiente anterior
III Poemillas
Voz: León de Greiff Voz: León de Greiff

aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio

Biblioteca Virtual Luis Ángel Arango: http://www.lablaa.org/blaavirtual/literatura/antolo/antol38.htm