DE UN CABALLERO QUE LLAMÓ SONETO A UN ROMANCE

Música le pidió ayer su albedrío
A un descendiente de don Peranzules;
Templáronle al momento dos baúles
Con más cuerdas que jarcias un navío.

Cantáronle de cierto amigo mío
Un desafío campal de dos Gazules,
Que en ser por unos ojos entreazules
Fue peor que gatesco el desafío.

Romance fue el cantado, y que no pudo
Dejarle de entender, si el muy discreto
No era sordo, o el músico era mudo.

Y de que le entendió yo os lo prometo,
Pues envió a decir con don Bermudo:
«Que vuelvan a cantar aquel soneto».

autógrafo

Luis de Góngora y Argote, 1609


subir volver Soneto   siguiente anterior
facsímil Facsímil Manuscrito Chacón (1628) Tomo I. Poema CLII.
facsímil Imágenes ampliadas en CervantesVirtual-Biblioteca Nacional
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio