EL SASTRE
    (atribuido)

De mi sastre en el hurtar
la mano es tan singular,
que si cae la tela en ella
cuando la empieza a doblar,
ya puedo doblar por ella.

Y cuando pasa a trazar
la tela ya referida,
no hay como verle sacar
la medida para hurtar,
cuando él hurta sin medida.

autógrafo

Luis de Góngora y Argote


subir volver Décima   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio