anterior autor siguiente

        NIEVE FLORIDA

Nevó y sobre la tierra descendió blandamente,
Cuajando en la nevada su luz el cielo en flor.
Así, cuando la noche palideció al Oriente,
Todo era sombra, arriba, y abajo, todo albor.

Albor de blandas felpas y de argentinos tules
Que a la noche tendieran un lecho de jazmín,
Donde ella dejó al irse largas sombras azules,
Y un nimbo de grande ángel, más azul, al confin.

Frescor de madreselva tenía el aire leve.
Abría sendas místicas la blanca soledad.
Y en la inmensa azucena lánguida de la nieve,
Se inclinaba el silencio desde la eternidad.

autógrafo

Leopoldo Lugones


subir volver El libro de los paisajes (1917)   siguiente anterior
Las cigarras
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio