anterior autor siguiente

        ENCANTO

No turba la tarde un vuelo.
Un noble zafiro obscuro
Es el mar; y de tan puro,
Luz azul se ha vuelto el cielo.

Azul es también la duna...
Y en esa uniforme tela,
No hay más que una blanca vela
Que sale como la luna.

Tan honda es nuestra ventura,
Que algo en ella va a llorar,
Y lento solloza el mar
Su constancia y su amargura.

autógrafo

Leopoldo Lugones


subir volver El libro de los paisajes (1917)   siguiente anterior
Tardes marinas
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio