anterior autor siguiente

        SOPLO PRIMAVERAL

Sobre los campos yermos, una temperie leda,
Dilata ya un perfume vago de vieja seda.

Los durazneros donde tiritan aun las rachas,
Adoptan el sencillo rosa de las muchachas.

En los cardos tenaces pone el rocío perlas,
Y vale ya la pena tratarde recogerlas.

Cobra de nuevo un claro sentido la laguna,
Y en su plata sin cuño se amoneda la luna.

Conmueven ya la quinta misteriosos engendros,
Y, de blancos, parecen ángeles los almendros.

autógrafo

Leopoldo Lugones


subir volver El libro de los paisajes (1917)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio