anterior autor siguiente

        LA GRANIZADA

Sobre el repicado cinc del cobertizo,
Y el patio que, densa, la siesta calcina,
Engel turbio vértigo de la ventolina
Ríen los sonoros dientes del granizo.

Ríen y se comen la viña y la huerta,
Rechiflan el vidrio que frágil tirita,
Y escupen chisguetes de saltada espita
Por algún medroso resquicio de puerta.

Junto al marco rústico, donde pía en vano,
Refúgiase un pollo largo y escurrido.
Volcado en el suelo yace un pobre nido.
En el agua boya la flor del manzano.

Con frescor de páramo el chubasco azota.
Cenizas de estaño la nube condensa.
Y al lúgubre fondo de la pampa inmensa,
Desgreñados sauces huyen en derrota.

autógrafo

Leopoldo Lugones


subir volver El libro de los paisajes (1917)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio