anterior autor siguiente

    DICE EL MES EN QUE SE ENAMORÓ

Érase el mes de más hermosos días,
y por quien más los campos entretienen,
señora, cuando os vi, para que penen
tantas necias de Amor filaterías.

Imposibles esperan mis porfías,
que como los favores se detienen,
vos triunfaréis cruel, pues a ser vienen
las glorias vuestras, y las penas mías.

No salió malo este versillo octavo,
ninguna de las musas se alborote
si antes del fin el sonetazo alabo.

Ya saco la sentencia del cogote,
pero si como pienso no le acabo,
echárele después un estrambote.

autógrafo

Lope Félix de Vega y Carpio


subir volver Rimas humanas y divinas del Licenciado Tomé de Burguillos (1634)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio