anterior autor siguiente

TÚRBASE EL POETA DE VERSE FAVORECIDO

Dormido Manzanares discurría
en blanda cama de menuda arena,
coronado de juncia y de verbena,
que entre las verdes alamedas cría;

cuando la bella pastorcilla mía,
tan sirena de Amor como serena,
sentada y sola en la ribera amena,
tanto cuanto lavaba nieve hacía.

Pedíle yo que el cuello me lavase,
y ella sacando el rostro del cabello,
me dijo que uno de otro me quitase;

pero turbado de su rostro bello,
al pedirme que el cuello le arrojase,
así del alma, por asir del cuello.

autógrafo

Lope Félix de Vega y Carpio


subir volver Rimas humanas y divinas del Licenciado Tomé de Burguillos (1634)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio