anterior autor siguiente

    EPITAFIO A LA ROSA

Rompo una rosa y no te encuentro.
Al viento, así, columnas deshojadas,
palacio de la rosa en ruinas.
Ahora —rosa imposible— empiezas:
por agujas de aire entretejida
al mar de la delicia intacta,
donde todas las rosas
—antes que rosa—
belleza son sin cárcel de belleza.

autógrafo
Mariano Brull


subir volver Canto Redondo (1934)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio