anterior autor siguiente

        RESISTENCIA CONTRA LA SOMBRA

Los pájaros del bosque vienen hoy a mis huesos
se posan con urgencia
sobre mi sonoro esqueleto,
vienen a oír canciones intestinas,
y quieren aprender
a volar más allá de donde vienen...
Paso ahora
por entre sonrisas puestas  a la venta
a precio de sortijas de bazares;
tan sólo con la higiene de mi odio
inútil como el río y tan antiguo
anda mi señor yo, lleno de cielo.
Mas ahora,
voy a quedarme aquí, sin epidermis,
aquí,
como la luz a sueldo,
pero...
como la luz aquella que en las cuevas
viste de Dios la piel de los mineros.

autógrafo

Manuel del Cabral


subir volver Pedrada planetaria (1958)   siguiente anterior
Tres huéspedes perdidos y una llave
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio